miércoles, 8 de junio de 2011

Torrecilla (Sierra de las Nieves). 15 de Mayo de 2011.



Comentarios: Antonio Arana.

Fotografías: Antonio, Jose Manuel y Guillermo.

Desde el 7 de marzo de 2009 no hemos pisado la Sierra de las Nieves. Estamos en plena primavera y algunos compañeros que no han visto nunca un pinsapo van a tener hoy la mejor ocasión para hacerlo.

Parte del grupo hemos quedado, como siempre, en el aparcamiento del hospital. Pero debemos recoger a otros miembros a la llegada a Málaga, en la gasolinera de El Limonar.


Gasolinera de El Limonar.

Nos distribuímos en los coches y nos dirigimos hacia Yunquera. Una vez en el pueblo tomamos una pista que sale detrás de una gasolinera, al final del mismo, llegando en unos 10 minutos al Mirador del Caucón, nuestro punto de partida a pie.


Mirador del Caucón.

Muy pronto tomamos contacto directo con los pinsapos. Jose Manuel va haciendo fotos sorprendido por la belleza de este árbol emblemático que no conocía. Es un árbol esbelto y elegante. Un endemismo de dos sierras malagueñas: Sª Bermeja (en Estepona) y Sª de las Nieves. También es una especie endémica de la Sierra de Grazalema (Cádiz).


Pinsapos. Abies pinsapo Boiss.


Pinsapo. Abies pinsapo Boiss.

Atravesamos el pinsapar de norte a sur, dirigiéndonos al Tajo de la Caína.


Vereda ascendente hacia el Tajo de la Caína.

Encontramos algunos ejemplares de peonia broteroi "Rosa maldita" aunque nadie sabe por qué razón se la conoce también con este nombre. Es un endemismo ibérico que antiguamente se utilizaba como remedio para las convulsiones aunque dejó de utilizarse porque era muy tóxica. Probablemente aquí se encuentra el quid de la cuestión.


Peonia broteroi.

Llegamos poco después a un pequeño mirador donde encontramos otras "rosas" preciosas.


Las "rosas".

Jose Manuel, "amante de la botánica" me pide que le haga una foto junto a esas rosas.


Me debes una...

La niebla nos acompaña al llegar al Tajo de la Caína donde hay construído otro pequeño mirador.


Tajo de la Caína.

Desde aquí puede contemplarse el Cerro Corona, al sur, y el Cerro del Chaparral, al oeste.

Ascendemos a la cumbre de la Caína para acometer después la Cañada de la Perra.


Cumbre de la Caína (1.391 metros de altitud).

La Cañada de la Perra nos acercará en su parte final a un pequeño collado desde el cual podremos ya divisar el Peñón de Enamorados. Pero antes pasamos junto a un gran pinsapo candelabro.


Guillermo con Bruno, su perro, junto a un pinsapo candelabro.


Cañada de la Perra.

La ruta de hoy es muy larga pero no nos impide tomarnos un pequeño respiro de vez en cuando.


Chema en la Cañada de la Perra.

Encontramos preciosos quejigos, algunos de los cuales caídos.


Fernando e Inma en un tronco de quejigo.

Pasamos junto a flores cuyo color morado contrasta de forma maravillosa con el verde manto herbáceo sobre el que se desarrollan.


Escila española. Hyacinthoides hispanica.

Hay también abundante heléboro fétido y doradilla o té de sierra guarecida en pequeñas grietas rocosas.


Junto a un quejigo.

En el pequeño collado al final de la Cañada de la Perra nos detenemos a comer. Algunos compañeros del hospital de la Axarquía aprovechamos el descanso para hacernos fotos.


Yunquera con Sierra Prieta y Sierra Cabrilla, al fondo.


Uli junto a un quejigo seco.

Poco después nos encontramos en la base del Peñón de Enamorados. La vereda llega desde el noreste.


Peñon de Enamorados.


Cumbre del Peñón de Enamorados (altitud 1.777 metros).

Ana quiere pedirle un deseo a San Antonio y qué mejor que hacerlo en la cumbre del Pico de Enamorados y en los brazos de un "Antonio". Le digo que yo tengo línea directa con "mi tocayo". Así que la cojo en mis brazos y para inmortalizar el momento nos hacemos una foto.


El deseo a San Antonio.

Entre unas cosas y otras; entre risas y posturitas... al bajar del pico se da cuenta de que no ha pedido el deseo... Lo siento Ana, si el santo no se entera no hay maromo.

Desde el Peñón de Enamorados se puede ver el Torrecilla, nuestra meta. Pero queremos hacer un "pequeño" recorrido alternativo a la vereda oficial. Nuestra intención es ascender a Cerro Alto, continuar hacia la Cueva del Oso, y de aquí dirigirnos al Pilón de Tolox para subir el Torrecilla.


Torrecilla. Delante, el macizo de la Cueva del Oso.

Esta es una zona dominada por los quejigos (quejigo andaluz o Quercus canariensis) que se alzan con formas fantasmagóricas. A veces se unen para dar más miedo.


Quejigos.


Cerro Alto (altitud 1.784 metros).

La subida a Cerro Alto se hace a través de un piornal (piorno azul o Erinacea anthyllis) de aspecto almohadillado aunque sus ramas terminan en afiladas e hirientes leznas, motivo por el que se le ha llamado irónicamente "cojín de pastor".


Por el piornal hacia Cerro Alto. Al fondo, el Peñón de Enamorados.

Bruno, el perro de Guillermo, no puede caminar por esta zona y ambos se vuelven para retomar la vereda oficial. Pepe, el jefe del grupo, con su generosidad de siempre se vuelve con él. Y lo hacen otros "generosos" como Silvia y Chema. Los "menos generosos" decidimos continuar por la ruta alternativa trazada. Y caemos en la trampa...


Vemos algunos ejemplares de cerezo silvestre.

Llegamos a la Cueva del Oso que es un gran macizo rocoso en cuya cara noroeste tiene dos abrigos desde los cuales pueden hacerse unas fotos preciosas con el Peñón de Enamorados contrastando a lo lejos.


Primer abrigo de la Cueva del Oso.


Primer abrigo de la Cueva del Oso. Peñón de Enamorados, al fondo.



Cueva del Oso.

Uli y Rocío que venían un poco retrasadas no aparecen. Es la primera parte de la trampa en la que caemos. Os explico. Mirad la siguiente fotografía.


Cueva del Oso (altitud 1.722 metros).

Los que marchábamos en cabeza bordeamos el macizo por la parte izquierda porque yo había estado antes en este pico y sé que los abrigos se encuentran en esa cara. Pero Uli y Rocío no nos ven porque caminaban detrás de una pequeña loma y bordean el macizo por la parte derecha. Resultado: jugamos al gato y al ratón durante 20 minutos, llamándonos a voz en grito, buscándonos, subiéndonos a la cumbre para otear mejor la zona, intentando contactar a través de los móviles que, como siempre, nunca tienen cobertura en la montaña... hasta que aparecen dos figurillas humanas muy al este de donde nos encontramos y con señales de mil maneras podemos comunicarnos y reunirnos.

Segunda parte de la trampa: el descenso desde la Cueva del Oso hasta un arroyo para dirigirnos hacia el noroeste y abocar a la vereda "oficial" que bordea el Cerro de la Plazoleta para llegar al Pilar de Tolox, es muy complicado al ser un terreno rocoso repleto de aulagas y de gran pendiente. Por lo que al llegar al arroyo, hay que sacar el botiquín para vendar alguna que otra rodilla, de lo cual se hace cargo Fernando, nuestro especialista en vendajes funcionales. Además, el cansancio va haciendo mella y algunos van pidiendo un relajado descanso.


Descendiendo hacia el arroyo.

Pero yo que soy muy malo, sólo permito un descanso de unos minutos. La razón: vamos muy retrasados, conozco el tiempo que aún nos queda para regresar al coche y sé que llegaremos anocheciendo, y, además, estoy viendo unas nubes amenazadoras que pronto cubrirán la ruta con una espesa niebla. Y contamos sólo con una linterna que ha traído Antonio Correa, nuestro otorrino. Pero no es suficiente... Así que seguimos, lentos por el dolor de rodilla pero sin detenernos.

Llegamos al Pilar de Tolox y los compañeros que siguieron la vereda oficial se encuentran ya bajando del Torrecilla. Nosotros dejamos las mochilas junto al pilar (no tiene agua potable) y comenzamos el ascenso. Previamente pregunto si subimos o no al pico dada la premura de tiempo, decidiéndonos únanimemente con un "sí" (el típico tópico "pues ya que estamos aquí...").


Ascendiendo al Torrecilla.


Cumbre del Torrecilla (altitud 1.919 metros). .

Todos queremos hacernos una foto individual en la cumbre y nos la hacemos pero no es práctico colocarlas todas en el blog por lo que hago una composición que es mucho más fácil y queda muy bien. O, al menos, eso creo yo.


En la cumbre del Torrecilla.

No hago más que mirar mi reloj. Hay que darse prisa. El grupo de "los generosos" inicia el regreso 25 minutos antes que nosotros. Llevo un walky y Pepe que va en el primer grupo, lleva otro. Pero son walkies "de la señorita Pepi" porque no hay forma de contactar. Y, sin embargo, sí puedo oír en el mío la jarana que están liando en la romería de Yunquera, con voces de "romeros" con unas cuantas copitas de más. Sólo voy cruzando los dedos para que con la noche encima Pepe no se despiste y consiga encontrar la vereda que baja hacia el Mirador del Caucón (donde tenemos los coches) y no continúe con su grupo hasta el Mirador del Saucillo muy distanciado del anterior.

Pasamos junto a Sima Gesm, la tercera sima explorada más profunda del planeta, con 1.100 metros de profundidad, descubierta el 23 de septiembre de 1972.


Boca de entrada a Sima Gesm.

La niebla nos envuelve con un denso y frío manto.

Conseguimos llegar a la Peña del Cuco, buscando la vereda del Mirador del Caucón más abajo de la misma, pero la noche ya ha comenzado a caer y nos cuesta trabajo encontrarla. Finalmente lo conseguimos. Paloma lleva la rodilla muy dolorida por la sobrecarga de la ruta.


Anochecer y niebla sobre el pinsapar del Arroyo de Zarzalones.

Última parte de la trampa: el buenazo de Pepe se ha despistado y se encuentra en el Mirador del Saucillo. Silvia ha podido comunicar conmigo a través de su teléfono móvil cuando han llegado allí. Nada de esto hubiese ocurrido si el grupo no se hubiese escindido en dos. Afortunadamente, son pequeños incidentes sin más gravedad.

Cuando llegamos a la Plataforma del Caucón tengo que ir en mi coche a recoger a los compañeros del primer grupo y regresar con ellos para que puedan coger su coche. Han sido listos y descendieron del Mirador del Saucillo hasta el carril con lo cual ganamos tiempo.



Perfil de la ruta.



Track de la ruta.


Perfil de la ruta:

-Recorrido total: 23.000 metros.
-Desnivel de ascenso: 1.019 metros.
-Desnivel de descenso: 1.069 metros.
-Tiempo total de ruta: 10 horas y 50 minutos (marcha lenta, incluídos descansos).
-Dureza de la ruta: alta.



1 comentario:

JOSE LUIS dijo...

Por si fuera interesante o útil para esa Asociación o sus afiliados, he publicado el siguiente blog:
http://plantararboles.blogspot.com
Se trata de una guía breve y práctica para que los amantes del campo y la montaña podamos sembrar/plantar árboles, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles de la región y, en algunos casos, los esquejes que de ellos podemos hacer.
Salud,
José Luis Sáez Sáez