miércoles, 10 de agosto de 2011

Peñón Grande de Canillas de Aceituno. Sábado, 6 de agosto de 2011.



Comentarios: Antonio Arana.
Fotografías: Antonio Arana.

Hoy vamos a echarle un poco de valor para hacer una preciosa ruta por los alrededores del pueblo morisco de Canillas de Aceituno. Y digo "valor" porque se espera alcanzar una temperatura diurna de 38ºC y nocturna de 30ºC.

Salimos sólo 4 miembros del Grupo Andax: Pepe, Juanlu, Lute y yo.

Nuestro recorrido comienza en la plaza del pueblo, junto a la fuente. Comenzamos un corto aunque penoso ascenso para salir de la zona habitada y coger una vereda que nos llevará a la Rávita.

Muy pronto se nos ofrece al noroeste la visión del Peñón Grande de Canillas de Aceituno. Una mole con un impresionante y tristemente famoso cortado hacia Poniente: el 31 de marzo de 2008, Manuel Marín, un adolescente de 15 años que vivía en dicho pueblo, desapareció del mismo, siendo encontrado dos semanas después a los pies del peñón tras una precipitación de más de 60 metros de altura, habiendo fallecido en la caída. En aquella ocasión los componentes del grupo nos sumamos al dolor de la familia. Hoy volvemos a hacerlo mientras nuestros pasos siguen la misma ruta que él hizo aquel aciago día.


Peñón Grande.

Varios buitres leonados hacen círculo en el cielo sobre nuestras cabezas. Lute y yo somos los que estamos realmente en peligro: "los más gorditos".

En una hora, aproximadamente, de marcha tranquila, llegamos a la zona conocida como la Rávita.

Se encuentra a 1.000 metros de altitud, está inmersa en un precioso bosquete de pinos y en ella podemos encontrar dos cosas muy interesantes: la primera, una magnífica fuente de agua fresca que no se seca en verano; y la segunda, un abrigo natural frente a la fuente donde habitó un morabito siglos atrás. Una multitud de negros gusarapos se refrescan en el agua.


Fuente de la Rávita.

Tras la fuente discurre una estrecha vereda ascendente hacia la cima del Peñón Grande. Justo al inicio de la vereda hay colocado un artilugio cuya función y ubicación comprendemos sólo al acercarnos a él.


El "artilugio".

Es una auténtica estación científica en plena naturaleza para un proyecto en el que colabora el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.


¡Ahora ya podemos saber de qué se trata!

Esta zona presenta una especie de sombrero hecho por las copas de los pinos, cuya sombra agradecemos. Vemos una ardilla trepar por el tronco y las ramas de un pino en alocada carrera.

Hacia el sur se aprecia la figura del Cerro Beas con sus 700 metros de altitud y las antenas de telecomunicación en su cumbre rodeando el vértice geodésico. Mirando hacia el mar nos llama la atención la imagen que forman las nubes como si fuesen las olas en la rompiente.


Cerro Beas bajo la línea de nubes.

Llegamos a la alargada cuerda del Peñón Grande. El calor se va haciendo ya notar. Y en esta zona las únicas defensas que tenemos son la protección solar, el sombrero y el "líquido elemento" que es necesario ir bebiendo de tramo en tramo. Hay una práctica ausencia de arboleda en la cumbre y los poquísimos pinos existentes son de bajo porte.


Peñón Grande. Detrás, la "Proa del Barco".

Al norte podemos apreciar la cara meridional del macizo de la Sierra Tejeda, justo la zona de la Proa del Barco por donde tuerce la vereda de subida a la Maroma hacia el este, en su tramo final.


Hacia la zona de cortados del Peñón Grande.


Al fondo, el Embalse de la Viñuela.

Desde el extremo occidental del peñón puede contemplarse el Embalse de Viñuela en toda su extensión. Nos sentimos especialmente alegres sabiendo que este año se encuentra casi al máximo de su capacidad de agua. Y, como tengo costumbre de decir, "una imagen vale más que mis palabras". Así que me he permitido colocar abajo los datos más actuales del embalse.



Esta parte del Peñón es la más abrupta terminando en una verdadera cresta rocosa, muy peligrosa de atravesar hasta finalizar en un profundo cortado.


Cresta rocosa.


En la cumbre del Peñón Grande.

La ladera norte del peñón posee un frondoso pinar que se extiende por las lomas vecinas. Al oeste se insinúa la cuerda de la Sierra de Camarolos y la Sierra del Co, el Torcal de Antequera y el Pico Capilla en el Valle de Abdalajís.


Pinar en la ladera norte del Peñón Grande.

Vemos un zorro joven corretear entre los pinos.

Hay una vereda que desciende desde la cumbre hasta una pista forestal que atraviesa el pinar de este a oeste. Bajamos por ella hasta la pista pero queremos algo más de aventura por lo que nos metemos de lleno en el arroyo que discurre en paralelo al norte de la misma. No corre agua en verano por él aunque pasamos junto a algunas pequeñas pozas, unas con agua estancada y, otras, de agua clara. Debemos sortear, además, algunos saltos que no ofrecen apenas dificultad.


Por el arroyo.


Manto verde ascendiendo hacia la Sierra Tejeda.

Cerca de la zona de la Cueva de la Fájara, a la cual nos acerca el arroyo, el cauce se vuelve más abrupto con continuos saltos, algunos de 5-6 metros de altura. Ello y la alta temperatura reinante, hace que salgamos nuevamente a la pista forestal muy cerca del Mirador del Castillejo. Por debajo de él, dice Juanlu que hay un túnel natural que atraviesa un espolón rocoso de parte a parte con una longitud aproximada a la decena de metros.


A resguardo del sol.

En un principio, nuestra idea era llegar a este Mirador del Castillejo y, desde aquí, descender hasta el Río Bermuza para bañarnos en su bella poza de agua fría y transparente. Pero, llegados a este punto, decidimos dirigirnos por la pista directamente a Canillas de Aceituno y tomarnos un tinto de verano. Son las 15.30 horas. El Peñón Grande se yergue frente a nosotros. La punta oeste del peñón (la que se aprecia en las fotografías inferiores) tiene 1.112 metros de altitud. La pista por la que circulamos nosotros se encuentra a 850 metros de altitud. Pero dicha punta no es la máxima altitud del Peñón Grande. Su cumbre se encuentra a los 1.242 metros de altitud.


Cara oeste del Peñón Grande.


Punta oeste del Peñón Grande.

Un macho montés de unos 7 años aparece frente a nosotros, en la pista, iniciando una veloz carrera tras permanecer quieto durante unos breves segundos al verse sorprendido.

Siguiendo por la pista encontramos un puesto de observación junto a ella. Por supuesto que Juanlu lo aprovecha para divertirse un poco. Saca sus "prismáticos" y comienza a decir tonterías. No podía ser de otra manera...


En el puesto de observación.

Llegamos al pueblo y antes de tomarnos el tintorro nos refrescamos en la fuente de la plaza. Antes había colocado en ella un cartel advirtiendo de la no potabilidad del agua. Esas palabras han desaparecido del cartel que se encuentra sobre la fuente. A pesar de ello, sólo nos limpiamos el sudor y nos refrescamos, sin beber agua.


En la fuente.


Track de la ruta.


Perfil de la ruta.


El perfil de la ruta realizada es el siguiente:


-Distancia recorrida: 10.370 metros.
-Desnivel acumulado: 600 metros.
-Tiempo total empleado: 5 horas y 40 minutos.
-Picos subidos: 1 (Peñón Grande).




1 comentario:

Princesa.helada dijo...

hola buenas! una pregunta, en que zona coges endrinas!! porque hoy estuve haciendo el camino de la cantera, y si vimos moreros a montones , pero endrinas ni una :S solo unos arbustos con fruto pequeño rojo, y ya me hice los montes de malaga en busca y tampoco , si me pudierais ayudar estaria muy agradecida!

gracias!!